Plan de marketing digital

8 pasos de un plan de marketing digital efectivo

Antes de diseñar tu plan de marketing digital, revisa este artículo y asegúrate de que no pasas por alto ningún paso importante.

 

  1. Analiza tu empresa y el mercado
  2. Crea tu Buyer Persona
  3. Define objetivos reales y alcanzables
  4. Desarrolla una estrategia de marketing digital abordable y coherente
  5. Aterriza tu estrategia en acciones concretas
  6. Establece un timing de ejecución
  7. Mide y corrige desviaciones
  8. Realiza un análisis final

 

Veamos cada paso en detalle.

 

1.Analiza tu empresa y el mercado

Cualquier plan de marketing empieza con un ejercicio de doble análisis, uno interno y otro externo.

 

Análisis interno

El interno debe determinar la misión, la visión y los valores de la empresa. Recoge por escrito para qué se ha creado la empresa, qué solución ofrece al mercado, cómo la lleva a cabo y cuáles son sus rasgos diferenciales.

Además, hay empresas que han incorporado a la misión un propósito, un compromiso permanente con la mejora de la sociedad a través de una fórmula concreta.

Puede parecer difícil distinguir entre misión y propósito, pero la misión sólo define qué solución plantea una empresa o qué problema resuelve. Sin embargo, el propósito es cómo a partir del cumplimiento de la misión se generará un impacto positivo sobre la sociedad.

Aclarémoslo con un ejemplo:

Misión de una empresa de traducciones: Ofrecer traducciones de calidad en múltiples idiomas, haciendo uso de la tecnología para mejorar los tiempos de entrega.

Propósito de una empresa de traducciones: Hacer la comunicación multilingüe accesible a toda la población mundial. Especialmente a los colectivos más vulnerables, que no pueden acceder a contenidos o conocimiento desarrollados en la lengua propia.

Tener clara la identidad de tu empresa, te ayudará a definir objetivos y estrategias coherentes con ella.

Te proponemos realizar siempre un análisis DAFO, pues con esta herramienta podrás determinar con qué debilidades y fortalezas cuenta tu empresa, y qué amenazas y oportunidades la rodean.

 

Análisis externo

Recopila información sobre la evolución del mercado, hacia dónde se dirige, cuáles son las novedades a medio y largo plazo. Existen plataformas como Statista o el INE, que recopilan datos según sectores y muestran tendencias. Además, puedes acudir a asociaciones y colegios oficiales, en sus webs suelen publicar informes y estudios.

 

Análisis de competidores y benchmarking

Es importante que analices a tus principales competidores, tanto los que ofrecen servicios o productos muy similares a los tuyos, como a aquellos que dan cobertura parcial a las mismas necesidades que tú.

Estudia en qué aspectos son mejores, y en qué puedes superarlos, observa qué acciones les han funcionado mejor y cuáles han fracasado. Aprenderás tanto de sus experiencias positivas como de las negativas.

Aplica benchmarking, el seguimiento regular de aquellas marcas que te parezcan referentes en determinadas materias para extraer conocimiento y obtener ideas para extrapolar a tu marca.

 

2.Crea tu Buyer Persona

Pasa del modelo de perfil de cliente o público objetivo basado en datos demográficos, al Buyer Persona, una personaje semi ficticio que representa a tu cliente ideal, y que se crea desde la óptica de su dolor, o la necesidad que detecta.

Esta representación contempla sus entorno laboral, cuáles son sus aspiraciones profesionales y sus responsabilidades, cuál es su comportamiento en el entorno digital, cómo se informa y dónde, qué tipo de vida lleva, etc.

La creación de esta representación ficticia, unida a la definición del Buyer Journey, que incluye todas las etapas que recorre desde que descubre su dolencia, hasta el momento en el que está preparado te ayuda a planificar qué contenido ofrecerle en cada momento.

 

Descargar plantilla gratuita de Buyer Persona | Mínima Compañía

 

3.Define objetivos reales y alcanzables

Una vez que tienes el escenario claro de tu empresa, tu sector, tus competidores y tu Buyer Persona, es el momento de definir tus objetivos.

Te proponemos que sean objetivos SMART.

S - Específicos

M - Medibles

A - Alcanzables

R - Relevantes

T - Temporales

 

Específicos hace referencia al nivel de detalle con el que deben ser descritos. Veamos un ejemplo de objetivo no especifico: Aumentar mi número de clientes, frente a uno específico: Aumentar en un 20% los clientes de mi servicio de traducciones automáticas.

Con este último ejemplo, vemos cómo se cumple la especificidad y es además, medible. Este punto se alcanza con la incorporación de cifras, en porcentaje o en cantidades.

Alcanzables y realistas, no peques de exceso de ambición. Establece objetivos ambiciosos pero que sean posibles, no generes frustración por ensoñamiento.

Deben ser relevantes, busca objetivos que influyan de forma significativa en el crecimiento de negocio de tu empresa.

Temporaliza tus objetivos, pon plazos máximos de cumplimiento para decidir si necesitas realizar esfuerzos para alcanzarlos.

 

4.Desarrolla una estrategia de marketing digital abordable y coherente / 5.Aterriza tu estrategia en acciones concretas

Haz coincidir cada objetivo específico con una táctica para conseguirlo, de esta forma determinarás acciones concretas para el cumplimiento de cada objetivo.

Puede que con una acción resuelvas más de un objetivo.

Por ejemplo, puedes desarrollar una estrategia de contenidos para atraer a tu público objetivo a tu blog, a la vez que incrementas el tráfico a tu URL y mejoras el tiempo de cada sesión.

O, puedes generar una campaña de Google Adwords para promocionar productos y servicios mientras haces crecer el posicionamiento de tu marca.

Define acciones de marketing digital que sea asequibles para tu empresa desde la óptica del esfuerzo del equipo y de la inversión monetaria.

Sé coherente, recuerda donde está tu público, qué tipo de contenido consulta y cómo.

Mantén un tono de comunicación adecuado y sigue orientado hacia el cliente ideal. La mejor manera de presentar tus productos y servicios es desde la perspectiva de quien los va a adquirir.

Invierte en canales y soportes propios, tu web, tu blog, tus redes sociales son espacios estrechamente vinculados a tu marca, y todo lo que inviertas en alimentarlos repercutirá positivamente en tu posicionamiento digital.

Recupera el email marketing, es una herramienta ideal para contactar con tu público pero deberás asegurarte de ofrecer sólo contenido relevante y en el contexto adecuado. Olvídate de enviar emails con promociones impersonales, estudia el interés real de cada contacto de tu base de datos y ofrécele aquello que tiene valor para él.

Las campañas publicitarias temporales puedes animar las ventas, y generar picos interesantes pero no deben ser el grueso de tu estrategia de marketing.

Sé realista, compite digitalmente con los pies en el suelo. Si en tu sector existen grandes marcas que realizan grandes inversiones en publicidad digital, deberás desarrollar una estrategia que incluya nichos olvidados o específicos, donde el volumen de búsquedas es menor, pero el interés real es mayor.

 

6.Establece un timing de ejecución

Crea un calendario para alcanzar los objetivos. Si no temporalizas las acciones, con fechas de inicio y fin, o con hitos de lanzamiento no podrás ponerlos en marcha.

Muchas buenas ideas mueren en un papel o en un borrador. Sé estricto con los tiempos, asegúrate de poner en marcha tantas acciones como sean posibles y si tu equipo es reducido, selecciona aquellas que crees que tendrán un mayor impacto.

 

7.Mide y corrige desviaciones

Obtén resultados a tiempo real. Asegúrate de tener herramientas de medición como Google Analytics, que te informen sobre el comportamiento de los visitantes en tu sitio web.

Consulta las estadísticas que arrojan las redes sociales, analiza el contenido que mejor funciona para detectar qué ha provocado el éxito, y estudia las diferencias con los contenidos menos populares.

Genera test A/B en landing pages y en formatos publicitarios, así irás apostarás siempre a caballo ganador, o al menos, al que más rápido llega a la meta.

La medición de todas tus acciones te permite descubrir tus grandes aciertos, y sobre todo, corregir los errores en el menor tiempo posible para hacer los ajustes que te lleven a la consecución de los objetivos marcados.

 

8.Realiza un análisis final

Cierra tu plan de marketing anual, semestral o con la temporalidad que le hayas dado con un gran informe que recoja tanta información como sea posible.

Esta visión integral y global te permitirá entender mejor si optaste por una buena estrategia para tu marca, cómo te afectaron los factores externos, etc.

Este análisis te permitirá iniciar tu próximo plan de marketing digital desde un escenario más real.

 

Descargar plantilla gratuita de Buyer Persona | Mínima Compañía

Compártelo:

Entradas recientes

Suscríbete al blog

¿Necesitas una auditoría gratuita de tu sitio web?


Averigua cuál es tu estado de salud digital y mejora el rendimiento de tu página.